Encuesta

¿Que hacer con el aeropuerto?
 
Bienvenido
Nota de Prensa del Foro Ciudadano Irunés, sobre ciclo de CONFERENCIAS. PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Jueves, 25 de Abril de 2019 08:21

Nota de Prensa del Foro Ciudadano Irunés, sobre ciclo de CONFERENCIAS.


Clica en la imagen para ampliar.
 
Diez años sin quitarle la vista al río después de la grave inundación de febrero de 2009 PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Martes, 23 de Abril de 2019 09:32

Noticia publicada en Diario Vasco,el martes día 23 de Abril de 2019.

Diez años sin quitarle la vista al río después de la grave inundación de febrero de 2009

Inundación de 2009. El Bidasoa llenó de agua los garajes, los comercios y la mayoría de las calles del barrio./
Inundación de 2009. El Bidasoa llenó de agua los garajes, los comercios y la mayoría de las calles del barrio. 

EN LA ÚLTIMA DÉCADA NO HA LLEGADO A PRODUCIRSE NINGÚN EPISODIO TAN COMPLICADO, PERO SÍ SE HAN REGISTRADO INCIDENTES

I. M. IRUN.Martes, 23 abril 2019, 00:57
0
Hace dos meses se cumplió una década desde las últimas grandes inundaciones que ha sufrido el barrio de Behobia. En varias calles el agua llegó a alcanzar una altura de casi un metro. Bajos de todo el barrio, incluídos numerosos comercios, se llenaron de agua y barro lo que, en muchos casos, se tradujo en importante pérdidas materiales. De los garajes subterráneos, qué decir.
Superado el mal trago del momento, vecinos, comerciantes, Foro Ciudadano y hasta el propio Ayuntamiento pidieron a una voz que se dragara el lecho del río, confiando en que esa acción -que desde el cierre de las empresas que lo acometían como parte de su negocio llevaba 30 años sin realizarse- minimizaría el riesgo de que el episodio se repitiera en el futuro.
Costas del Estado contestó que no, alegando que esa cuestión no era relevante a la hora de evitar inundaciones. La incredulidad ante la afirmación se minimizó a finales de 2012, después de que Bidur, un estudio con fondos europeos impulsado por el Consejo General del departamento francés de Pirineos Atlánticos, confirmara que, efectivamente, los metros cúbicos de depósitos en el fondo del río tenían una incidencia milimétrica en las probabilidades de desbordamiento.
Para entonces, el Ayuntamiento ya había apostado por el sistema de compuertas, 19 piezas que se colocaban en los puntos del barrio más sensibles a la entrada del agua. Tras la instalación previa de una sencilla infraestructura, en caso de alertas de crecida, Policía Local y Protección Civil podían colocar las barreras y hacer las calles estancas en cuestión de minutos.
Desde entonces, Behobia ha vivido muchas situaciones de riesgo, pero ninguna inundación relevante. Ante la coincidencia de marea alta y fuertes lluvias, pendientes siempre del caudal del río a su paso por Legasa y Endarlatsa, las barreras se han colocado. La mayoría de las veces en vano, aunque en ocasiones, el agua ha tomado la rivera del río y han sido las compuertas las que no le han dejado alcanzar las calles.
 
«Siempre llevaré esta ciudad en mi corazón. Gora Irun!» PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Lunes, 01 de Abril de 2019 12:30

Noticia publicada en Diario Vasco,el domingo día 31 de Marzo de 2019.

 

«Siempre llevaré esta ciudad en mi corazón. Gora Irun!»

El homenajeado agradeció la Medalla de Oro con un discurso emocionado y lleno de energía

M. J. A. IRUN.Domingo, 31 marzo 2019, 08:40

Después de que el alcalde, José Antonio Santano, le impusiera la Medalla de Oro de la Ciudad de Irun, Luis Mari Elorz pronunció, emocionado pero firme, un resumen de su discurso, que remató con un enérgico Gora Irun! Su hijo Beñardo leyó a continuación el discurso completo de su padre, que recibió un fuerte aplauso de todos los presentes y que reproducimos íntegro:

«Es para mí un verdadero honor recibir la Medalla de Oro de la Ciudad de Irun. Es para mí un día de celebración, pero también de reconocimiento. No os podéis hacer idea la ilusión que me hace. Estar aquí, en el salón de plenos del ayuntamiento, con una representación de las personas más importantes de mi vida, me llena de orgullo.

Quiero expresar mi más profundo agradecimniento al Ayuntamiento de Irun, a todas las personas y entidades irunesas que han hecho esto posible y, en especial, al Foro Ciudadano, que tal y como me han trasladado son los que han impulsa todo esto. Tuve la oportunidad de ser el primer presidente del Foro y de vivir de primera mano la magnífica labor que realizan.

He tenido la suerte de vivir muchos y grandes momentos en esta ciudad. Para mí, representa parte de mi vida, mi tierra, mi pueblo, mi casa, mi gran Irun. Nací el 29 de junio de 1954 en el número 40 del paseo Colón. Soy el segundo de cinco hermanos: Maribel, Ana Mari, Arantxa y Román. Siempre recordaré con gran cariño los años vividos en esa casa. No os podéis imaginar lo feliz que he sido.

De mi padre Luis y mi santa madre, Paquita, prefiero no hablar, ya que la emoción me podría, pero sé que de una forma o de otra están aquí conmigo. Mi infancia se desarrolló en las calles de Irun. cada vez que pienso en esa época, recuerdo los buenos momentos y los magníficos amigos que pude hacer y que, a día de hoy, mantengo.

Prácticas de Medicina

En el 72, empezó mi relación con una de mis grandes pasiones, la Medicina. Mientras estudiaba la carrera en Valladolid, volvía de vez en cuando a Irun, donde realizaba prácticas con Dámaso Sánchez. Esta experiencia marcó mi manera de entender la Medicina. Dámaso fue todo un mentor para mí. Me transmitió la importancia social y humana que ha de tener un buen médico. Desde entonces, cuento con 35 años dedicados a la Medicina, donde he podido compaginar de una forma o de otra trabajo y familia.

Para mí, en mi profesión, lo más importante ha sido poner siempre el foco en el paciente. A todos ellos los recuerdo de manera especial y me impresiona ver las muestras de cariño contínuas que me siguen demostrando. No sabría por dónde empezar a dar las gracias a todas las personas que habéis formado parte de mi vida. A mis amigos, a mi familia directa, los Elorz, además de mi otra familia, los Lazkanotegi. Siempre os agradeceré que me tratárais como uno más de vuestra casa. A todos vosotros, gracias de todo corazón.

Agradecimiento especial

Hay una persona que se merece un reconocimiento muy especial. Con tu apoyo incondicional, tu cariño y tu paciencia he podido desarrollarme como profesional y como persona. En parte, soy como soy gracias a ti. Siemepre has estado ahí, sobre todo ahora, en los momentos más difíciles sigues conmigo al pie del cañón. Juana, te quiero, siempre serás el gran amor de mi vida y no tengo duda de que este reconocimiento es claramente para los dos. Por eso, esto es sólo para ti.

Tatiana, Luis, Demetrio y Beñardo, estos son los cuatro pilares de mi vida, mis hijos. Me siento muy orgulloso de ellos, ya que siempre me han demostrado lo que para mí y para su madre es lo más importante: que son buenas personas. Además, en el momento más difícil de mi vida, me están apoyando más que nunca. Estos 'vikingos' me han hecho el mejor regalo que pueden hacerle a un padre: mis nietos. Ya soy abuelo de seis: Nicole, Paola, Mara, Pedro, Luna , Yare y otro que viene en camino.

Termino trasladando que llevaré con orgullo este reconocimiento y que siempre llevaré esta ciudad en mi corazón.

Gora Irun!»

 
Una Medalla de Oro sanadora PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Lunes, 01 de Abril de 2019 12:27

Noticia publicada en Diario Vasco,el domingo día 31 de Marzo de 2019.

 

Una Medalla de Oro sanadora

El alcalde, José Antonio Santano, impone la Medalla de Oro de la Ciudad al médico Luis Mari Elorz y primer presidente del Foro Ciudadano./FOTOS F. DE LA HERA
El alcalde, José Antonio Santano, impone la Medalla de Oro de la Ciudad al médico Luis Mari Elorz y primer presidente del Foro Ciudadano. / FOTOS F. DE LA HERA

Familiares y amigos le acompañaron en la Sala Capitular y decenas de personas esperaron su salida para aplaudirle en la plaza de San Juan Irun concedió ayer su máxima distinción a Luis Mari Elorz, médico y primer presidente del Foro Ciudadano

MARÍA JOSÉ ATIENZAIRUN.Domingo, 31 marzo 2019, 08:43

Luis Mari Elorz Aramberri, el doctor Elorz, recibió ayer en la Sala Capitular del ayuntamiento la Medalla de Oro de la Ciudad de Irun, en una ceremonia solemne, llena de emoción y de alegría; esa alegría del que se sabe querido por tanta gente, por los próximos que le acompañaron ayer en elsalón de plenos, por los que se quedaron esperándole en la plaza de San Juan para aplaudirle y felicitarle a la salida y por cientos de iruneses e irunesas que tuvieron la suerte de tenerle como médico y como amigo.

El acto solemne comenzó con la música de la Banda de Txistularis, vestida de gala y la entrada de los concejales luciendo su venera, en fila de a uno y escoltados por los maceros. Cerraban comitiva el alcalde de la ciudad, José Antonio Santano, y el doctor Elorz.

El homenajeado se sentó en la primera fila de las sillas destinadas al público junto a su mujer, Juana Lazkanotegi, ambos flanqueados por sus hijos Tatiana y Luis y Demetrio y Beñardo.

A continuación, se dio lectura al acuerdo plenario adoptado por unanimidad el pasado mes de enero, por el que se otorgó la Medalla de Oro de Irun a Luis María Elorz Aramberri, médico y primer presidente del Foro Ciudadano.

 

Acuerdo plenario

 

«Luis Mari Elorz ha jercido la Medicina en nuestra ciudad durante más de 30 años», decía el texto acordado. «Desde sus inicios, su práctica médica ha estado ligada siempre a una impresionante humanidad. Quienes han sido sus pacientes, destacan sin género de dudas su empatía, su capacidad de escucha y de comprender el sufrimiento y su tesón por aliviarlo. En todos sus años de carrera, ha curado y ha educado en la salud, siempre desde la entrega, la generosidad y la ética. Así lo confirma el testimonio de tantos iruneses e irunesas que él ha cuidado y atendido. La Corporación quiere reconocer a Luis Mari Elorz su dedicación como médico y como persona socialmente comprometida y, en expresión de gratitud se honra distinguiéndole con su más preciado galardón: la Medalla de Oro de la Ciudad».

 

«Esta Medalla de Oro reconoce una forma de llevar una vocación y de vivir una ciudad»

 

«Siempre ha tenido pasión por el trabajo, desde el más arduo hasta el más sencillo»

 

El alcalde de Irun, José Antonio Santano, tomó después la palabra para dar las gracias a los presentes «por compartir esta mañana tan importante. Nuestra ciudad no puede dejar que pasen inadvertidas personas que, adelantadas a su tiempo, consiguen abrir caminos y emprender rutas nuevas que otros siguen y de las que todos, en conjunto, salimos beneficiados», empezó diciendo el alcalde. «Es importante que recordemos a quienes dieron esos pasos imprescindibles, a veces pequeños y silenciosos. Ése fue el objetivo que llevó al Ayuntamiento de Irun a recuperar el reglamento de Honores y Distinciones y a instaurar la figura de la Medalla de Oro de la Ciudad.

José Antonio Santano recordó las medallas concedidas hasta la fecha a personas del ámbito de la cultura y el arte, la educación y la solidaridad. «Hoy entregamos una medalla a quien supo hacer de su profesión una entrega a los demás», dijo. «Esta medalla viene a reconocer a una persona por la manera de llevar a cabo su vocación, la Medicina, durante más de 30 años. Es un reconocimiento a su quehacer diario de forma excepcional, a su calidez, a su trato humano y personal y por haber dejado huella en centenares de iruneses e irunesas que fueron, más que sus pacientes, sus amigos. Sé que Luis Mari se alargaba algo más de lo debido en sus consultas y que a Juanita le tocaba poner orden para que la agenda no acumulara demasiados retrasos. Sé que las visitas a los domicilios fuera de la hora eran habituales y que ha quitado mucho tiempo a los suyos para dárselo a sus pacientes» .

Pocas veces, según añadió al alcalde, se han recibido tantos mensajes de celebración de una medalla y llamadas de personas a las que les hubiese gustado estar presentes en la ceremonia. «Ha sido muchísima gente», dijo Santano.

Pero más allá del reconocimiento a Elorz por su labor como médico, la Corporación municipal ha querido agradecerle también el hecho de haber sido «el primer presidente del Foro Ciudadano Irunés, alla por el año 2002», recordó el alcalde. «Cuando casi nadie hablaba de participación, este Ayuntamiento organizó un foro ciudadano y el entonces alcalde, Alberto Buen, propuso a Elorz que lo presidiera». El doctor dio entonces un paso adelante y se comprometió con la elaboración de aquel Libro Blanco, en el que tantos iruneses e irunesas colaboraron y que fue el embrión de procesos de participación ciudadana que han ido llegando años después.

 

Conteniendo la emoción

 

El alcalde mencionó, también en su discurso, aspectos importantes en la vida del homenajeado, como «su cuadrilla de amigos, la música, San Marcial, su compañía del Real Unión, de la que fue capitán y el Alarde, otra de sus pasiones en Irun y también en Hondarribia, donde vivió, como padre, uno de sus días grandes, al lado de la cantinera de la Banda de Música Tatiana Elorz Lazkanitegi.

José Antonio Santano se dirigió, por último, a la mujer e hijos de Luis Mari, «a los que has quitado tiempo pero no cariño, porque están contigo como una piña» y concluyó que la Medalla de Oro concedida al médico y primer presidente del Foro Ciudadano «es un reconocimiento a una forma de ser y de hacer, a una forma de llevar una vocación y de vivir una ciudad».

Si para estas alturas de la ceremonia, los miembros de la Corporación municipal y los amigos y familiares del Luis Mari Elorz habían hecho un notable esfuerzo por contener las lágrimas, la proyección de un vídeo, en el que intervinieron los más allegados del doctor, acabó por desatar las emociones. Pero el cariz de las palabras y las imágenes proyectadas hicieron que los presentes en la sala lloráramos de una manera alegre y ahí anduvimos unos y otros pidiéndonos pañuelos de papel, sin poder quitarnos la sonrisa de la cara.

En el citado vídeo, se pudo ver a la cuadrilla de Luis Mari; a sus amigos y compañeros del Alarde Javier Iriarte, Sartur Ibargoyen y Beñardo Urtizberea; al anterior alcalde, Alberto Buen, que recordó el día en que le hizo la propuesta para presidir el Foro y aceptó el compromiso; a sus compañeras de trabajo María Angeles Calvo, Beatriz Amaut y Charo Lekuona, que se emocionaron ya en la grabación; a su cuñado Demetrio Lazkanotegi, para el que Elorz «es un hermano más»; a su hermana Arantxa que dijo que Luis Mari «no sabía decir que no nunca» y alabó «su pasión por el trabajo, desde el más arduo hasta el más sencillo»; a sus hijos Tatiana y «los tres magníficos» Luis, Demetrio y Beñardo «orgullosos» de tenerlo como padre; y a Juanita Lazkanotegi, que confesó que Luis Mari es el amor de su vida.

Un largo aplauso, con todo el público y la Corporación municipal en pie, precedió a la entrega de la Medalla de Oro de Irun a Juan Mari Elorz. El doctor se dirigió a continuación al estrado de la Sala Capitular, donde el alcalde le impuso la distinción.

Con la lectura de su discurso, muy aplaudido por el público y que reproducimos íntegro en esta misma página, la ceremonia se dio por concluida, no sin antes hacer sonar por la megafonía de la sala la canción 'En mi viejo San Juan', un himno para el homenajeado, que bailó sonriente y abrazado por su familia.

Tras un lunch servido en la misma Sala Capitular, Luis Mari Elorz abandonó el ayuntamiento y se encontró en la calle con decenas de personas que le estaban esperando para felicitarle.

 
Luis Mari Elorz recibe la Medalla de Oro de la Ciudad de Irun PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Lunes, 01 de Abril de 2019 11:28

Noticia publicada en Diario Noticias de Gipuzkoa, el domingo día 31 de Marzo de 2019.

 

 

Luis Mari Elorz recibe la Medalla de Oro de la Ciudad de Irun

Propuesto para el galardón por el Foro Ciudadano Irunés, el Pleno ratificó la decisión en enero

JON GUEZALA - Domingo, 31 de Marzo de 2019 - Actualizado a las 06:04h

Luis Mari Elorz, en el centro, junto a su mujer, sus hijos, las parejas de estos y tres de sus nietos.

Luis Mari Elorz, en el centro, junto a su mujer, sus hijos, las parejas de estos y tres de sus nietos.

Luis Mari Elorz, en el centro, junto a su mujer, sus hijos, las parejas de estos y tres de sus nietos.

IRUN- Irun volvió a conceder ayer, como viene haciendo anualmente desde 2003, la Medalla de Oro de la Ciudad, el máximo reconocimiento al mérito ciudadano con el que cuenta el municipio. El galardonado fue esta vez, tal y como lo ratificó el Pleno de la Corporación por unanimidad el pasado mes de enero, el médico irundarra Luis Mari Elorz, propuesto para el reconocimiento por la entidad del que fue primer presidente, el Foro Ciudadano Irunés.

El emotivo acto que tuvo lugar en la Sala Capitular del ayuntamiento arrancó con una breve presentación. Así, el alcalde, José Antonio Santano, definió a Elorz como a alguien “que supo hacer de su profesión una entrega a los demás” y justificó la entrega del reconocimiento al doctor “por su trabajo del día a día, por su calidez, por su trato humano y personal y por haber dejado huella en centenares de iruneses e irunesas que fueron, más que sus pacientes, sus amigos”.

 

Tras 35 años de ejercicio de la medicina en la ciudad, los familiares y amigos de Elorz destacaron de él su profunda humanidad

 

Seguidamente, se visualizó un reportaje audiovisual en el que los amigos y familiares más allegados de Elorz, uno a uno, le dedicaron unas pocas palabras, si bien todos ellos coincidían en el orgullo y el privilegio que supone el haber conocido y poder tener en sus vidas a Luis Mari.

 

Tras recibir la distinción de manos del alcalde, el propio Elorz, profundamente conmovido, se dirigió a los asistentes para expresar, en primera persona, “el honor que supone para mí este reconocimiento a mi trayectoria profesional y personal”. Asimismo, Elorz quiso agradecer el galardón “al Ayuntamiento, a las entidades y a todas aquellas personas” que lo hicieron posible. “Atravieso una delicada situación”, relató el doctor, haciendo referencia a su estado de salud, pese al cual, gracias al apoyo de sus más allegados, declaró que tiene “ganas de seguir luchando”. Elorz finalizó con dos palabras claras y contundentes: “Gora Irun!”.

Continuó con la intervención su hijo Beñardo, que prosiguió con el discurso “tal y como lo hubiera hecho él, utilizando la primera persona”. Así, Beñardo destacó los gratos recuerdos de infancia en las calles de Irun que su padre atesora. “Hay una persona que merece un reconocimiento especial”, subrayó Elorz, de boca de su hijo, haciendo referencia a su mujer, Juana Lazkanotegi, y asegurando que con su apoyo incondicional ha podido desarrollarse como profesional y como persona. Por último, el homenajeado afirmó que sus cuatro hijos, Tatiana, Luis, Demetrio y Beñardo son sus cuatro pilares de su vida y que le han dado los mejores regalos que se le pueden hacer a un padre: “Seis nietos y otro que viene en camino”.

El acto finalizó con una canción con gran carga emocional para Elorz, En mi viejo San Juan.

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL
Foro Ciudadano Irunes - Irungo Hiritar Foroa, Powered by Joomla!; Joomla templates by SG web hosting