Inkesta

Merezi al dute herritarrek bere hiriko aurrekontuan parte hartzea
 
Hirigintza
Desactivado el Plan Especial ante las inundaciones PDF fitxategia Inprimatu E-posta
Administrator-k idatzia   
Asteazkena, 2018(e)ko ekaina(r)en 13-(e)an 11:56etan
Euskaratzeko lanean ari gara.

Noticia emitida y publicada en Radio Irun-Cadena SER, el miércoles día 13 de Junio de 2018.

ALERTA METEOROLÓGICA

Desactivado el Plan Especial ante

las inundaciones

LAS CUENCAS DE LOS RIOS BIDASOA, OIARTZUN Y URUMEA PERMANECERÁN EN AVISO AMARILLO

HASTA LAS 12 HORAS

Las lluvias han traído inundaciones y dificultades en la zona de Bidasoaldea.
Las lluvias han traído inundaciones y dificultades en la zona de Bidasoaldea. / CADENA SER

El Plan de Emergencias ante el Riesgo de Inundaciones de las cuencas de los ríos Bidasoa, Oiartzun y Urumea ha sido desactivado por la diracción de Atención de Emergencias y Meteorología. Dado que las lluvias serán fuertes y constantes, permanece el aviso amarillo en el territorio hasta el mediodía.
En Bidasoaldea, las fuertes lluvias, acompañadas de múltiples rachas de viento, trajeron consigo diversas incidencias como la caída de árboles, uno de los cuales hirió a un hombre de 71 años en Irún.
Además, la ikastola Txingudi se vió obligada a cancelar sus clases por la tarde, ya que la salida de la regata de Jaizubia daño la zona deportiva del complejo escolar, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad.
En Hondarribia, por su parte, la zona de la subida del faro de Híguer se vio afectada por las inundaciones, principalmente en bajos y garajes.
 
Ciudades Sostenibles, ciudades de Futuro PDF fitxategia Inprimatu E-posta
Administrator-k idatzia   
Asteazkena, 2018(e)ko ekaina(r)en 13-(e)an 11:47etan
Euskaratzeko lanean ari gara.

Noticia publicada en Diario Vasco,el miércoles día 13 de Junio de 2018.

CIUDADES SOSTENIBLES, CIUDADES DE FUTURO

EN IRUN SOMOS LOS PRIMEROS EN GIPUZKOA Y EN EUSKADI DE TENER UNA LÍNEA DE AUTOBÚS 100% ELÉCTRICA

JOSÉ ANTONIO SANTANOAlcalde de IrunMiércoles, 13 junio 2018, 06:23
Recientemente la Unesco ha presentado un informe que tiene como objetivo conseguir que las ciudades sean «inclusivas, seguras, resilientes y sostenibles». Y es que nuestras urbes se convierten, cada vez más, en los verdaderos espacios de vida. Cada año 60 millones de personas se incorporan a vivir en ellas y en 2050 dos terceras partes de la población mundial vivirá en una ciudad.
Este informe nos invita a reflexionar y trabajar en ciudades para las personas, con espacios respetuosos con el medio ambiente, respetando las identidades, y fomentando la convivencia y la cultura para generar ciudades pacíficas, diversas y con mayor esperanza de vida.


Irun es una ciudad pequeña, 62.000 habitantes, pero lo que tenemos claro es que esto es un problema de todos y todas y para todos y para todas. Que cada pequeño gesto, cada conciencia que consigamos remover y cada acción, irá a contribuir en ese concepto de futuro y sostenibilidad, en esas ciudades mejores y más habitables.
En Irun llevamos años trabajando en recuperar espacios para la convivencia y reconvirtiendo las calles en lugares de encuentro y disfrute. Trabajando para ganar terreno para la calidad de vida y el ocio. En definitiva en una ciudad más humana y cómoda. En una ciudad para las personas.
Soy muy consciente de que muchas veces estas acciones no están unidas a políticas muy populares, pero sé que terminan entendiéndose desde la perspectiva que tanto escuchamos en estos últimos tiempos: el futuro será sostenible o no será.
Greempeace ya ha puesto en marcha experiencias en varias ciudades españolas emplazándonos a «reducir los niveles actuales de motorización», pequeños pasos muy concretos que se proponen para disminuir la contaminación atmosférica, para vivir mejor.
Los iruneses, por eso de estar en la frontera, recibiendo las corrientes europeas, somos especialmente permeables a las nuevas tendencias. Va en nuestro ADN ser abiertos a los cambios y profundamente innovadores. Nuestra historia se escribe en una permanente adaptación: desde la época romana, a la espectacular llegada del tren y su modernidad a lo que era una pequeñísima población, pasando por la reinvención obligada en los años 90 al perder la identidad social, y económica, de la aduana. Siempre acostumbrados a innovar, a avanzar. «Irun siempre a la vanguardia de los tiempos» que dijo el alcalde Cipriano Larrañaga.
Nuestro carácter fronterizo siempre ha sido una oportunidad de conocimiento y nuestra situación estratégica nos ha colocado, históricamente, en el centro de las tendencias y los cambios. Hoy recordamos con orgullo que a las puertas del siglo XX el propio Ayuntamiento de Irun fue pionero en apoyar económicamente la instalación de una de las primeras redes de alumbrado eléctrico, demostrando su visión de futuro y ofreciendo a la ciudadanía un servicio novedoso que en aquel momento parecía ciencia ficción
En los últimos años un ambicioso Plan de Movilidad Urbana Sostenible desarrollado desde la participación, con la Mesa de Movilidad en la que hay multitud de colectivos representados, nos ha ayudado a ser rompedores en acciones valientes, pioneras y exitosas como convertir Irun en Ciudad 30. Una limitación de velocidad en toda la ciudad, que nos ha ayudado a mejorar la seguridad, y el medio ambiente; reduciendo enormemente los accidentes y la gravedad de los mismo, así como las emisiones de CO2.
Ahora tenemos un ilusionante reto por delante: ser la primera ciudad con una línea completa de autobús 100% eléctrico. El Pleno acaba de adjudicar a Vectía, filial de CAF, los autobuses que cubrirán íntegramente el servicio de la L1. La más larga de la ciudad (12, 5 kilómetros con 31 paradas) y la más utilizada (1,2 millones de viajeros al año, el 72% de los viajes). Seremos la primera ciudad de Gipuzkoa, y de Euskadi, que cuente con una línea cien por cien eléctrica, en la que los autobuses se cargarán durante su recorrido buscando un transporte limpio y no contaminante; efectivo y práctico. Los vehículos seguirán recorriendo sus 65.000 kilómetros anuales, pero sin darnos cuenta y de manera silenciosa, estaremos participando de una gran revolución, por la que Irun quiere seguir apostando.
 
La llegada del autobús eléctrico urbano entra en la cuenta atrás PDF fitxategia Inprimatu E-posta
Administrator-k idatzia   
Asteazkena, 2018(e)ko ekaina(r)en 13-(e)an 11:08etan
Euskaratzeko lanean ari gara.

Noticia publicada en Diario Vasco,el miércoles día 13 de Junio de 2018.

La llegada del autobús eléctrico urbano entra en la cuenta atrás


Nueva generación. Vectia enviará a Irun cuatro autobuses de su línea de vehículos eléctricos Veris./
Nueva generación. Vectia enviará a Irun cuatro autobuses de su línea de vehículos eléctricos Veris. 

DENTRO DE 24 SEMANAS, MÁS LO QUE TARDE EN FIRMARSE EL CONTRATO, CUATRO VEHÍCULOS ELÉCTRICOS PRESTARÁN EL SERVICIO DE LA LÍNEA 1, DESDE ZAISA HASTA EL HOSPITAL COMARCAL

IÑIGO MORONDO IRUN.Miércoles, 13 junio 2018, 08:15
El Pleno de la Corporación adjudicó ayer, oficialmente y por unanimidad, el contrato del suministro y mantenimiento de los vehículos eléctricos de la L-1 del transporte público urbano a la empresa Vectia. Serán, por tanto, los autobuses de esta filial de CAF los que utilice Irunbus para dar un paso pionero en Euskadi: convertir en completamente eléctrica una línea de transporte urbano que llegará dentro de 24 semanas.
Dos ideas han guiado el hacer municipal en este asunto desde que empezó a plantearse, «sostenibilidad y prudencia», una pareja de conceptos que la delegada de Movilidad, Cristina Laborda, ha repetido como un mantra cada vez que se ha hablado de autobuses eléctricos y que también ha hecho propia el alcalde, José Antonio Santano. Pero no es una iniciativa exclusiva del Gobierno. Ayer Laborda volvía a repasar el camino recorrido, que tiene su origen en «una reflexión realizada con todos los grupos y los agentes sociales en la Mesa de Movilidad». Trabajo serio y profundo que dejó dos claves. Por un lado, sin desmantelar las líneas que tan buen resultado estaban dando, había que llegar a barrios que carecían de transporte público y adolecían de dificultades para la movilidad peatonal. Por otro, llegaba el momento de apostar por un transporte sostenible, sin emisiones de gases de efecto invernadero, menos ruidoso...


A finales de este año, «Irun será la primera ciudad vasca con una línea de autobús totalmente eléctrica»
Ambas voluntades se han ido concretando en iniciativas específicas. La primera, con el nacimiento de la L-4, que asume en parte, recorridos que hacía la L-3. Si bien esta última está llamada a mejorar sus cifras cuando se convierta en la forma de llegar a las instalaciones de San Marcial-Txingudi (piscina al aire libre, tenis y pádel) cuando se abran en junio, «ahora mismo, sumando las líneas 3 y 4, hay 2.000 viajeros más al mes que los que tenía la L-3 antes».

Proyecto pionero

La ambición por hacer eléctrico todo el transporte urbano se tradujo también en un proyecto muy específico: convertir en eléctrica toda la L-1, la que va de Zaisa al Hospital Comarcal con 1,2 millones de viajeros anuales, es decir, el 72% de los usuarios totales de IrunBus.
Los pliegos de condiciones para la contratación de los servicios y suministros del transporte municipal se fueron transformando para dar cabida a los cambios planteados. Fueron modificaciones muy profundas «y muy complejas», aseguraba ayer Laborda, que incidió «en el gran trabajo que han hecho los técnicos para redactar estos pliegos. Ha sido un gran esfuerzo, han investigado mucho, pero era la manera de avanzar teniendo la confianza de que actuábamos siempre cumpliendo esos dos criterios: sostenibilidad y prudencia».
Prudencia. Porque se trata, «sobre todo, de que podamos seguir prestando el servicio con garantías de buen funcionamiento».
En eso no se puede fallar, «pero es que estamos pisando un terreno virgen», apuntaba Santano. «Hay algunas ciudades en Europa que tienen alguna línea ya 100% eléctrica... En Euskadi, ninguna. Seremos la primera. Por eso tanta prudencia».
Esa actitud precavida se ha llevado a los pliegos para que, por ejemplo, los autobuses se carguen en 3 minutos para una autonomía que duplique la necesaria para llegar al siguiente punto de carga (habrá dos, uno en cada cabecera). Los vehículos no se adquieren, son un renting, «porque las cosas en esta tecnología incipiente cambian rápido y no queremos que dentro de unos años nos hayamos quedado atrás», decía Laborda. «Prudencia».
De exceso de eso mismo acusó EH Bildu al Gobierno municipal. Su edil, José Díez, confirmó el voto a favor, pero achacó «falta de atrevimiento político para impulsar otro tipo de ciudad» y recordó que los autobuses serán limpios en cuanto a emisiones pero que se cargarán «con energía convencional, fabricada de forma convencional y adquirida de productoras y distribuidoras eléctricas que ya sabemos qué oligarquías representan». Invitó al Gobierno y a su alcalde a «liderar una política energética integral de vanguardia» en una ciudad «que supera la media vasca de emisión de gases de efecto invernadero. Si van por ese camino podrán contar con nosotros».
 
Las lluvias intensas y el viento ponen a prueba a Gipuzkoa PDF fitxategia Inprimatu E-posta
Administrator-k idatzia   
Asteazkena, 2018(e)ko ekaina(r)en 13-(e)an 11:04etan
Euskaratzeko lanean ari gara.

Noticia publicada en Diario Vasco,el miércoles día 13 de Junio de 2018.

Las lluvias intensas y el viento ponen a prueba a Gipuzkoa

Algunas huertas de Hondarribia han quedado cubiertas por la lluvia / LUSA

LA SITUACIÓN DE LOS RÍOS HA MEJORADO Y A LAS 8.00 HORAS EL DEPARTAMENTO DE SEGURIDAD HA DESACTIVADO EL PLAN DE INUNDACIONES EN LAS CUENCAS DEL BIDASOA, OIARTZUN Y URUMEA | LA PEOR PARTE SE LA LLEVARON EN IRUN Y HONDARRIBIA, MIENTRAS QUE UN HOMBRE RESULTÓ HERIDO AL CAERLE UN ÁRBOL EN ERRENTERIA

JAVIER PEÑALBAMiércoles, 13 junio 2018, 08:23
Las intensas lluvias y las fuertes rachas de viento registradas ayer mantuvieron en alerta a Gipuzkoa. Crecidas de los ríos, pequeñas inundaciones, corrimientos de tierra, vuelos desviados, árboles abatidos, complicaciones en las carreteras, tráfico portuario interrumpido... fueron algunas de las secuelas que dejó el paso de la borrasca. Las acumulaciones de agua superaron los 75 litros por metro cuadrado, en tanto que el viento alcanzó los 109 kilómetros por hora en la isla de Santa Clara. Precisamente, un golpe de viento derribó un árbol en Errenteria y cayó sobre un hombre de 71 años, que quedó atrapado por las piernas. La víctima fue evacuada al hospital. La situación de los ríos ha mejorado y hacia las 8.00 horas, el Departamento de Seguridad ha desactivado el Plan de Inundaciones en las cuencas del Bidasoa, Oiartzun y Urumea.
La de ayer fue una jornada desapacible en la que la protagonista en las primeras horas fue la lluvia. Las descargas de agua fueron especialmente intensas en las comarcas situadas más al Este del territorio. La del Bidasoa y Oarsoaldea resultaron las más castigadas por las inclemencias meteorológicas. Las precipitaciones fueron copiosas desde la madrugada. Entre las doce de la noche y las diez de la mañana se midieron nada menos que 76 litros por metro cuadrado en el centro meteorológico del aeropuerto de Hondarribia.


Las trombas provocaron repentinas subidas en el nivel del agua en los riachuelos de Irun y Hondarribia. La ikastola Txingudi, situada en el barrio de Jaizubia, vio cómo las canchas de deporte quedaban cubiertas por el agua y los alumnos tuvieron que quedarse por la tarde en casa. Las regatas de la zona empezaron a desbordarse y anegaron carreteras de segundo orden como la que conduce a los viveros Endanea o a la bodega de txakoli Hiruzta. Las huertas próximas al barrio de Amute también sufrieron los efectos de las trombas y en la carretera Gi-636, un coche quedó atrapado en una balsa que se formó en el túnel de Urdanibia. Las complicaciones por el agua también llegaron al barrio de Olaberria.
En la vecina Hondarribia, las arquetas no tenían capacidad para absorber el agua que caía. Es lo que sucedió, por ejemplo, en la calle Ramón Iribarren, donde se inundaron algunos bajos y garajes. Espectacular fue, asimismo, la 'catarata' que se formó en una ladera junto al grupo de viviendas Iterlimen, así como el corrimiento de tierra que obligó a cerrar la carretera a Guadalupe.
Pero si el agua no era ya suficiente para poner a prueba la capacidad de los bomberos y otros servicios asistenciales para contrarrestar los efectos del temporal, en el transcurso de la mañana el viento arreció e hizo que las incidencias se multiplicaran. Se alcanzaron 85 kilómetros por hora en el aeropuerto de Hondarribia, 76 en Igeldo y 109 en la isla de Santa Clara.
Estas fuertes rachas provocaron caídas de árboles y ramas, desplazamientos de contenedores, desprendimientos de elementos de fachadas... Precisamente, la caída de dos árboles, uno a las nueve de la mañana y otro dos horas y media más tarde, en la autopista A-8, a tres kilómetros y medio de Biriatou, obligó a cerrar temporalmente la circulación en esta vía, en sentido a Donostia, lo que provocó retenciones.
Asimismo, el viento abatió otro árbol en la calle Señor de Aranzate de Irun que se desplomó sobre tres vehículos que permanecían estacionados.
El aeropuerto de Hondarribia, por su parte, sufrió también las consecuencias de la adversa meteorología. Cuatro vuelos programados fueron desviados a los aeródromos de Pamplona y Loiu.

Herido en Errenteria

El temporal estuvo a punto de provocar una tragedia en Errenteria, donde un árbol derribado por el viento causó lesiones a un vecino de la localidad. El suceso tuvo lugar sobre las 13.15 horas, en el bidegorri Miguel de Zabaleta, entre los barrios de Pontika y Beraun. El árbol alcanzó a un hombre de 71 años que fue rescatado por los bomberos forales y posteriormente trasladado a un centro sanitario.
En Donostia, el Ayuntamiento informó de que la Guardia Municipal y los bomberos efectuaron catorce actuaciones por caída de árboles y dos más por elementos de fachadas. Asimismo, se produjeron dos desprendimientos, uno de ellos en el camino de Errondo, cuyo carril de subida quedó cortado por precaución debido a la aparición de una grieta, y otro, de menor entidad en Guardaplata, en la zona de Igeldo.
Dos vistas del barrio de Olaberria anegado y el patio de la ikastola Txingudi, en Irun
El viento provocó además un poderoso oleaje. Debido a ello, el velero 'Renkala' de 33 pies de eslora, unos diez metros, que permanecía fondeado en la bahía donostiarra, rompió el amarre del fondeo y, empujado por el viento fue dirigido hacia el muro de contención del paseo de La Concha. Miembros de la Cruz Roja trataron de impedir el avance del navío, pero todos los esfuerzos resultaron baldíos. Finalmente, el velero terminó colisionando una y otra vez contra la pared del paseo y sufrió graves desperfectos, tanto en el casco como en su mástil, que quedó partido. Los restos del velero serán retirados cuando lo permita la mar. Una segunda embarcación que también se soltó pudo ser retenida a tiempo.
Las condiciones meteorológicas obligaron, además, a trasladar otras embarcaciones de recreo que estaban amarradas en aguas de la Bahía al interior del puerto.
También el Puerto de Pasaia vio alterada su actividad a causa del oleaje. Los prácticos suspendieron temporalmente las maniobras de entradas y salidas de los buques.
La presa del Añarbe, que abastece de agua potable a San Sebastián y a su comarca, desembalsó agua de forma preventiva, en una maniobra que se mantuvo hasta primera hora de la tarde. En la presa se recogieron 37 litros por metro cuadrado.
Las inclemencias meteorológicas dificultaron la circulación por la red viaria que registró diversos siniestros. Uno de ellos tuvo lugar a primera hora de la mañana, en la N-I, en Tolosa donde un camión hizo la tijera, lo que provocó colas de hasta 10 kilómetros. En Donostia, una furgoneta francesa volcó en el barrio de Igara y su conductor tuvo que ser rescatado por los Bomberos.
 
La lluvia provoca decenas de incidencias en el este de Gipuzkoa PDF fitxategia Inprimatu E-posta
Administrator-k idatzia   
Asteazkena, 2018(e)ko ekaina(r)en 13-(e)an 10:58etan
Euskaratzeko lanean ari gara.

Noticia publicada en Diario Noticias de Gipuzkoa,el miércoles día 13 de Junio de 2018.

LA COMARCA DEL BIDASOA SE LLEVÓ LA PEOR PARTE

La lluvia provoca decenas de incidencias en el este de Gipuzkoa

La comarca del Bidasoa se llevó la peor parte con desprendimientos y algunas inundaciones
Un hombre resultó herido en Errenteria al caerle encima un árbol
En Donostia se registraron una veintena de actuaciones
I. ASTARLOA/ X. SAGARZAZU - Miércoles, 13 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h
Cascada de agua que se formó en Iterlimen, en Hondarribia.
Cascada de agua que se formó en Iterlimen, en Hondarribia.
Cascada de agua que se formó en Iterlimen, en Hondarribia.El viento y la lluvia sorprendieron a los paseantesLa carretera que une la rotonda del Golf de Hondarribia y el hotel Urdanibia de Irun, anegada.Las clases de la tarde fueron suspendidas en la ikastola Txingudi.Un velero se soltó de su amarre en Donostia.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente
DONOSTIA- Una mañana de locos. Así definió el portavoz foral, Imanol Lasa, la situación provocada por la intensa lluvia y las fuertes rachas de viento que mantuvieron en vilo a los servicios de emergencias de la zona este de Gipuzkoa. Con la fase de alerta por inundaciones decretada, las miradas se centraron principalmente en dos puntos críticos: los ríos, especialmente el Bidasoa, el Oiartzun y el Urumea, cuyas cuencas llegaron en algunos momentos a nivel naranja;y las carreteras, donde se registraron importantes complicaciones.
Pero también las balsas de agua, los corrimientos de tierras, los desprendimientos de fachada y las caídas de árboles, entre otros, provocaron una jornada de intenso trabajo para los servicios de emergencias, que tuvieron que afanarse por conseguir que los más de 50 litros por metro cuadrado que se registraron en puntos como Behobia, Oiartzun o Añarbe generaran los menores problemas posibles.
Esta inusual situación meteorológica que está sufriendo Gipuzkoa en las últimas horas provocó que la Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología del Gobierno Vasco activara la fase de alerta del Plan Especial de Emergencias. Además, el aviso amarillo por precipitación se mantendrá hasta las 12.00 horas de hoy, cuando se espera que el temporal comience a remitir.
En algunos puntos la precipitación acumulada superó ayer los 50 litros por metro cuadrado. En Behobia se registraron 58,3;en Oiartzun, 51,8;en Añarbe 49,4;en Ameraun (Berastegi) 43,9;y en Lasarte-Oria 34,3.
La peor parte se vivió en la comarca del Bidasoa. En Hondarribia, las lluvias ocasionaron un importante desprendimiento de tierras en la carretera de subida al santuario de Guadalupe y a Jaizkibel, sin que se produjeran daños personales. Según informó el Consistorio, dado el gran volumen de tierra desprendida, la carretera permanecerá cerrada.
También en Hondarribia, en la ladera y carretera del faro de Higer, el agua caída ocasionó inundaciones, lo que obligó a movilizar a los operarios de Servicios de Txingudi para bombear áreas anegadas.
Además, en la zona de Jaitzubia, el desbordamiento de la regata del mismo nombre ocasionó algunas dificultades en la sociedad Jaitzubi y en el camino que lleva de la rotonda del hospital del Bidasoa hasta el centro de jardinería Endanea Garden, donde se acumularon importantes balsas de agua.
IKASTOLA SIN CLASESPrecisamente muy cerca de aquí, el desbordamiento de la regata de Jaitzubia inundó la zona deportiva de la ikastola Txingudi, que en torno a las 13.00 horas y por precaución, decidió suspender las clases previstas para la tarde en Primaria.
Esta fue una de las incidencias más importantes de la jornada en Irun, aunque ni mucho menos la única. A primera hora de la mañana, los vecinos del entorno de la calle Perujaran, en el barrio de Olaberria, se sorprendían al encontrarse completamente inundados tanto la carretera como los bajos de los edificios y la calle. Según explicaron testigos presenciales, “el agua provenía directamente de la ladera ubicada detrás del edificio de Servicios de Txingudi, y no de ningún desbordamiento de la regata”, que afortunadamente, aguantó la crecida de su caudal por la lluvia.
El Consistorio de Irun informó también ayer de otros problemas, como “la caída de un árbol de gran porte en la trasera de la calle Señor de Aranzate, que ocasionó “daños materiales a varios vehículos estacionados en la zona”.
A consecuencia de todas estas incidencias, más de medio centenar de trabajadores fueron movilizados por la Mancomunidad de Servicios de Txingudi para realizar “tareas de limpieza de sumideros, desatascos de zonas inundadas como Urdanibia y Jaitzubia” y a medida que se iba evacuando el agua en distintas zonas, “en la retirada de tierra y barro”.
20 INCIDENCIAS EN DONOSTIALa capital guipuzcoana tampoco se libró del embate del temporal. Según informó ayer el Ayuntamiento, los bomberos de Donostia realizaron un total de catorce intervenciones a causa de la caída de árboles y otras dos por desprendimientos de fachada. Además, se produjeron dos corrimientos de tierras, uno de ellos en el paseo de Errondo, que provocó la aparición de una grieta horizontal que hizo que se cortara el carril de subida. Los técnicos del Ayuntamiento valorarán el estado de la vía antes de proceder a su reapertura. Además, en el Camino de Guardaplata, en Igeldo, se registró otro pequeño desprendimiento.
Asimismo, los bomberos tuvieron que intervenir en la excarcelación de un conductor francés cuyo camión de reparto volcó en el Camino de Pokopandegi, en el barrio de Igara. El accidente tuvo lugar a las 15.00 horas y el conductor tuvo que ser trasladado al Hospital Donostia, aunque su estado era leve. El siniestro provocó importantes retenciones en esta zona empresarial e industrial de la capital durante más de 40 minutos.
Sin embargo, la actuación más espectacular tuvo lugar en la propia bahía de la Concha, donde un velero que estaba fondeado se soltó de su amarre, quedando a la deriva y golpeándose violentamente con el muro que va entre el Ayuntamiento y la primera rampa de la playa. A consecuencia de los fuertes golpes, la embarcación sufrió importantes daños materiales, aunque nadie resultó herido.
Probablemente, el susto más grave de la jornada se vivió en Errenteria, cuando un hombre de 71 años fue golpeado por un árbol que le cayó encima. El suceso tuvo lugar a las 13.15 horas en la calle Miguel de Zabaleta, donde el viento y la lluvia provocaron que el árbol cediera y atrapara al señor a la altura de las piernas. Tras ser liberado por los bomberos, el varón fue trasladado al Hospital Donostia.
COMPLICACIONES EN LA CARRETERALas lluvias también provocaron importantes incidencias en las carreteras. La principal tuvo lugar a las 7.30 horas en la N-I, a la altura de Tolosa, cuando un camión que circulaba en sentido Gasteiz hizo la tijera y quedó cruzado en la calzada, ocupando un carril en cada sentido. Aunque el siniestro no provocó heridos, sí causó importantes afecciones al tráfico, llegándose a registrar retenciones de hasta diez kilómetros.
Sin embargo, este no fue el único suceso que dificultó la circulación en la jornada de ayer. En la N-634, entre Getaria y Zarautz, un desprendimiento de tierras ocurrido en esta última localidad provocó el corte de uno de los carriles, habilitándose un paso alternativo para los vehículos.
La AP-8 tampoco se libró de las incidencias. En Getaria, un accidente también provocó un atasco de varios kilómetros, mientras que en Irun, un desprendimiento obligó a cortar dos carriles (uno en cada dirección de la vía). Las retenciones se sumaron, en dirección Iparralde, a las que habitualmente se registran cada martes por las restricciones de tráfico en Francia, lo que provocó que hacia el mediodía las colas alcanzaran los 14 kilómetros.
EL DATO
 
<< Hasiera < Aurrekoa 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Hurrengoa > Amaiera >>

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL
Foro Ciudadano Irunes - Irungo Hiritar Foroa, Powered by Joomla!; Joomla templates by SG web hosting