Inkesta

Merezi al dute herritarrek bere hiriko aurrekontuan parte hartzea
 
Kultura eta Aisialdia
Más de 400 alumnos participan el programa infantil PDF fitxategia Inprimatu E-posta
Administrator-k idatzia   
Igandea, 2018(e)ko abendua(r)en 09-(e)an 17:37etan
Euskaratzeko lanean ari gara.

Noticia publicada en Diario Vasco,el domingo día 9 de Diciembre de 2018.

Más de 400 alumnos participan el programa infantil

Domingo, 9 diciembre 2018, 00:48
El programa Orbel Haizea también tiene una línea de trabajo con el alumnado más pequeño. La versión infantil está dirigida a 6º curso de Primaria, niños de entre 11 y 12 años. Este año participan 411 estudiantes de siete centros escolares de Irun: San Vicente de Paúl, Eguzkitza, Txingudi Ikastola, Belaskoenea, El Pilar, y Toki Alaia e Irungo la Salle. Se realizan tres sesiones en las aulas. En primer lugar, se hace un recorrido esquemático por algunos hitos de la evolución histórica de la ciudad y después se dan las pautas y el guión para que los niños y niñas realicen en casa entrevistas a personas mayores de su entorno. A continuación, se lleva a cabo una sesión de testimonios en la propia aula, en la que personas mayores relatan su infancia y su vida en Irun en esa época histórica (guerra civil, post-guerra y dictadura). Por último, los estudiantes terminan haciendo una creación artística que sintetiza la experiencia.
 
Cuéntame lo que pasó en Irun PDF fitxategia Inprimatu E-posta
Administrator-k idatzia   
Igandea, 2018(e)ko abendua(r)en 09-(e)an 17:33etan
Euskaratzeko lanean ari gara.

Noticia publicada en Diario Vasco,el domingo día 9 de Diciembre de 2018.

Cuéntame lo que pasó en Irun

Tras los micrófonos, Rosi Pérez y José Sola, que ofrecieron su testimonio a los estudiantes. / F. DE LA HERA
Tras los micrófonos, Rosi Pérez y José Sola, que ofrecieron su testimonio a los estudiantes. / F. DE LA HERA

EL PROYECTO ORBEL HAIZEA RECUPERA LA MEMORIA HISTÓRICA A TRAVÉS DEL TESTIMONIO DE PERSONAS MAYORES | 280 ESTUDIANTES DE PÍO BAROJA, IRUNGO LA SALLE Y CF MENDIBIL PARTICIPARON EN LA SEGUNDA SESIÓN DEL PROGRAMA EDUCATIVO

MARÍA JOSÉ ATIENZA IRUN.Domingo, 9 diciembre 2018, 10:50
Una larga cola de jóvenes espera la señal de entrada a las salas de cine del Centro Comercial Mendibil. No acuden al último estreno, pero lo celebran igualmente «porque nos libramos de dos horas de clase». En unos minutos, cuando los 280 alumnos de 1º de Bachiller de los institutos Pío Baroja e Irungo La Salle y del Centro de Formación Mendibil hayan ocupado sus asientos, se van a encontrar, frente a frente, con los iruneses José Sola y Rosi Pérez.
Rosi y José son dos personas mayores que participan en el programa educativo Orbel Haizea. Se trata de una iniciativa que coordina el área de Valores y Derechos Humanos del Ayuntamiento de Irun con la asociación Hezi Zerb y en colaboración con la Diputación Foral de Gipuzkoa y el Gobierno Vasco.
El programa comienza en las aulas con una primera fase de documentación y reflexión y continúa con una sesión de testimonios directos de personas que vivieron la Guerra Civil, el exilio y la dictadura. «Los testimonios que van a escuchar son fundamentales para entender la pequeña base teórica y el contexto histórico explicados en los centros», señalan los responsables del programa.
La presentación de José Sola, que vivió la guerra, el exilio y pasó parte de su dura infancia en el campo de concentración de Gurs y de Rosi Pérez, que huyó a Francia con su familia, perdió un hermano en la contienda (y aún no sabe dónde está enterrado) y regresó en la posguerra a su casa de Irun, en la que no pudo entrar porque estaba ocupada por otras personas, dejó a todos en silencio.

«Para que no vuelva a pasar»

«Vamos a contar lo que hemos pasado para que no vuelva a pasar». Así comienza el testimonio con acento francés de José Sola, el exiliado que nunca regresó, pero que se siente en casa cada vez que vuelve. «Nací en Irun en 1932», continúa. «Vivía en Oinaurre, con mis padres y mi hermano pequeño. Mi padre trabajaba en el depósito del Ferrocarril del Norte y mi madre en Hendaya, en el Palais de Cristal, que todavía existe. Llegó la Guerra Civil. Cayó un obús en el tejado de casa. Una noche que llovía mucho metimos algo de ropa en la maleta y nos fuimos al puerto de Hondarribia. Con una lancha llegamos a Caneta. Como mi madre trabajaba en Hendaya y tenía amigas allí, nos recogieron y estuvimos unos días con ellas».
La República resistía en Barcelona y la ciudad condal fue el siguiente destino de muchas familias huidas a Francia, entre ellas la de José. «Nos quedamos en Barcelona un tiempo, pero era una catástrofe, por los bombardeos. Cuando bombardeaban, bajábamos a la bodega. Un día, al salir de la bodega, vimos en la plaza un carro y un caballo muerto, pero no encontramos ningún hombre. Estaba la Cruz Roja. Buscamos. Era un edificio de cuatro pisos y al subir a la terraza encontramos brazos, pies y una cabeza. Lo recogieron todo y se lo llevaron».
Cuando la situación en Barcelona se hizo insostenible, «empezamos a marchar hacia Francia, una parte andando, otra en camión, como se podía. Venían los aviones y ametrallaban a la gente. Nos tirábamos a las cunetas. El que estaba abajo estaba protegido y el que estaba arriba no. Cuando llegamos a la frontera, en el Pertús, estaba el Ejército francés. Los hombres pasaban por Portbou para ir al campo de Argelès. A las mujeres y niños nos mandaron a Saint Flour, en el Cantal, donde fuimos bien acogidos en un convento de monjas. Mi padre salió del campo de Argèles porque hacía falta mano de obra y le mandaron de tornero a un pueblo cerca de Oloron-Saint Marie y allí tuvimos un piso con muebles y todo y empezamos a ir a la escuela. Vivíamos bien, pero entonces entró el Gobierno de Vichy y empezaron a recogernos porque éramos 'personas indeseables'».
A la familia de José Sola la llevaron al campo de Gurs. «Cuando llegamos nosotros, las barracas estaban rotas, las colchonetas estaban rotas, había barro hasta las rodillas y no había comida. Estábamos 60 personas en cada barraca y cuando por la noche oíamos gritar a alguien es que le había mordido una rata. Por ese campo pasaron 60.000 personas. Cuando empezaron a traer a los judíos al campo de Gurs, a los españoles nos empezaron a llevar a otros campos. Me acuerdo que llegó un matrimonio judío, bien vestidos, de unos 70 años. La señora se quedó en un rincón de la barraca. No quería comer, ni beber. Su marido y mi madre intentaban darle algo, pero no quería. Una mañana la encontramos muerta. Se dejó morir allí. Eso, a mí que era un chaval, se me ha quedado grabado».
Rosi Pérez nació en el barrio de San Miguel un año antes de que estallara la guerra, en una familia de nueve hermanos. «Mi padre era ferroviario. Cuando Irun fue quemada, mi padre dijo que nos teníamos que ir. Mi abuela tenía 84 años. Pasamos por Plaiaundi en lanchas, con lo puesto. De ahí, fuimos a Barcelona, donde estuvimos tres años y nos trataron muy bien. Mi hermano el mayor fue a la guerra. Al poco de estar en Barcelona, a mi madre la llamaron de Mataró y le dijeron que su hijo había muerto. Ella dijo que quería verle, pero no le pudo ver. No sé dónde estará mi hermano. Cuando terminó la guerra, mi padre y otro hermano estaban en un campo de concentración. Volvimos a Irun con mi madre y cuando llegamos vimos que nos habían robado la casa. Mi madre fue al Ayuntamiento y le dijeron que si se quería meter en un bajo, cerca de donde está ahora el tanatorio, donde había habido mulos y milicianos. Allí nos metimos. No había ni cristales en las ventanas. No os podéis imaginar el hambre y la miseria que pasamos. Nos comíamos las verduras con limacos y todo. Fue terrible».

Unas heroínas

Rosi y sus hermanos se fueron haciendo mayores, «empezamos a trabajar y fuimos saliendo adelante, pero lo pasamos muy mal, muy mal, muy mal. Mi madre y aquellas mujeres de entonces, las de la guerra y la posguerra, son unas heroínas, porque hicieron de sus hijos gente formal. En lo poco que pudieron, nos enseñaron a ser buenas personas y a respetar a la gente. Aquellas mujeres se merecen una placa en algún sitio».
Los estudiantes despiden a José y a Rosi con aplausos y alguna lágrima. Pero el programa Orbel Haizea no ha terminado aún. Los chicos y chicas participantes en la iniciativa realizarán un trabajo artístico después de viajar a Gurs para conocer el lugar que ocupó el campo de concentración. «Si puedo, iré con vosotros a verlo», les promete José Sola.
 
El V Gabonetako Krosa de Irun tendrá un fondo solidario PDF fitxategia Inprimatu E-posta
Administrator-k idatzia   
Igandea, 2018(e)ko abendua(r)en 09-(e)an 17:21etan
Euskaratzeko lanean ari gara.

Noticia publicada en Diario Noticias de Gipuzkoa,el domingo día 9 de Diciembre de 2018.

El V Gabonetako Krosa de Irun

tendrá un fondo solidario

El BAT organiza su tradicional “fiesta del deporte” en beneficio de Parean Elkartea
JON GUEZALA - Domingo, 9 de Diciembre de 2018 - Actualizado a las 06:03h
Los organizadores de la prueba junto a Lantz, y Casasola, madrinas de la carrera de este año.
Los organizadores de la prueba junto a Lantz, y Casasola, madrinas de la carrera de este año.
IRUN- El club Super Amara-Bidasoa Atletiko Taldea (BAT), con la colaboración del Ayuntamiento de Irun, prepara para el próximo 22 de diciembre el V Gabonetako Krosa de Irun, que tendrá este año un fondo solidario en beneficio de Parean Elkartea.
Ibon Muñoz, director técnico del BAT, recalcó el carácter popular de la carrera, con cinco kilómetros de recorrido que permiten que sea accesible a todo el mundo y que comienzan, como todos los años, en el paseo Colón. Al igual que el recorrido, se mantienen inalterados en esta ocasión el precio (13 euros) y los puntos de inscripción (kirolprobak.com, Leire Sport de Irun, papelería Papykop de Hondarribia y en las oficinas del BAT).
El pistoletazo de salida de la carrera popular lo dará Asun Casasola, madre de Nagore Laffage, el sábado 22 de diciembre
Muñoz también recordó que vuelven a organizar carreras gratuitas para los más pequeños (de 1 a 13 años) con un límite de 700 inscripciones. Asimismo, informó de que ya se han realizado 400 inscripciones para la carrera de este año. Así, las carreras para los más pequeños darán comienzo a las 15.30 horas, mientras que la prueba para mayores de 14 años será a las 16.45 horas.

SOLIDARIDAD Elevento tendrá su parte solidaria en la donación de un euros que por cada inscrito otorga la organización a un motivo solidario diferente cada año. En esta ocasión, la junta directiva del BAT ha decidido destinar este donativo a la organización del concurso de relatos breves contra la violencia de género Asun Casasola . A su vez, otorgaron el título de madrina de la prueba a la propia Casasola.
Miren Lantz, en representación de Parean Elkartea, entidad que organiza el concurso, agradeció su ayuda al BAT y recordó que esta edición del certamen es especial, ya que se cumplen 10 años del asesinato de Nagore Laffage, por lo que dicho donativo será un gran empujón a la lucha contra la violencia de género.
Por su parte, Casasola, que dará el pistoletazo de salida de la carrera popular y entregará premios en meta, se mostró emocionada y muy alegre porque “el BAT se ha vuelto a acordar de nosotras”. Asimismo hizo un llamamiento a continuar combatiendo la violencia machista porque “lo que le pasó a Nagore no debe volver a ocurrir”. Finalmente, animó a todas la niñas y mujeres de la comarca a participar en la “bonita fiesta” que es siempre la carrera.
 
El concierto de Navidad de Rotary tendrá lugar el 16 de diciembre PDF fitxategia Inprimatu E-posta
Administrator-k idatzia   
Igandea, 2018(e)ko abendua(r)en 09-(e)an 17:17etan
Euskaratzeko lanean ari gara.

Noticia publicada en Diario Noticias de Gipuzkoa,el domingo día 9 de Diciembre de 2018.

El concierto de Navidad de Rotary tendrá

lugar el 16 de diciembre

El acto comenzará a las 19.00 horas en el centro cultural Amaia y la recaudación será para Afagi
Domingo, 9 de Diciembre de 2018 - Actualizado a las 06:03h
IRUN- La Navidad está cada vez más cerca y, junto a ella, también una de las citas clásicas de estas fechas en Irun: el concierto solidario de Navidad que cada año organiza el Rotary Club Irun-Bidasoa. Se trata ya de la vigesimosegunda edición de la actuación. El evento tendrá lugar el domingo 16 de diciembre a las 19.00 horas en el centro cultural Amaia.
Sobre el escenario estarán el Coro Ametsa, la orquesta Ma Non Troppo y varios solistas, como la soprano María Martín, la mezzosoprano Leticia Vergara y el tenor Igor Peral. Además, tal y como indicó el director del coro Ametsa, Fernando Etxepare, la sección juvenil de la organización, el Ametsa Gazte, también participará en el concierto. “Serán, aproximadamente, sesenta cantores”, indicó Etxepare.
En conjunto, interpretarán un concierto de tres piezas que desglosó el presidente de la socidad cultural Coro Ametsa, Jokin Babaze. La actuarión dará comienzo con un homenaje al tradicional concierto de Año Nuevo, con el Te Deumde Charpentier. Le seguirán el Magnificatde Bach y laFantasía coral de Beethoven.


En cuanto a la recaudación del concierto, José Mari Fuertes, en representación del Rotary Club, recordó que desde la primera edición la intención de la organización ha sido concinenciar a los irundarras sobre situaciones de necesidad en la comarca donando todos los beneficios a diferentes oenegés.
En esta ocasión, la beneficiaria será Afagi (Asociación de Familiares y Amigos de personas con alzheimer de Gipuzkoa). El delegado de Bienestar Social de Irun, Sergio Corchón, destacó la “gran labor, sobradamente conocida, que Afagi realiza en nuestro territorio”.
Por su parte, la delegada de Cultura, Juncal Eizaguirre, quiso destacar del tradicional concierto “la calidad de sus intérpretes” y, gracias a la donación de los beneficios, “un apartado social muy importante”.
Las entradas se pueden adquirir en los lugares habituales al precio de 15 euros: en la oficina de turismo de Luis Mariano, en las instalaciones del coro Ametsa, en el Rotary, en Internet a través del enlace irun.org/entradas y el mismo día del concierto en las taquillas del auditorio desde una hora antes de que empiece el espectáculo, siempre y cuando queden localidades vacías. - J.G.
 
Tres comercios iruneses dentro de la campaña del bono cultura PDF fitxategia Inprimatu E-posta
Administrator-k idatzia   
Larunbata, 2018(e)ko abendua(r)en 08-(e)an 18:12etan
Euskaratzeko lanean ari gara.

Noticia publicada en Conecta Bidasoa,el viernes día 7 de Diciembre de 2018.

Tres comercios iruneses dentro de la campaña del bono cultura

Se bonificará con 12 euros en el caso de productos en euskera y de 8 euros en el resto. Se podrá hacer uso de los bonos hasta el 15 de enero
41
0
Se podrá hacer uso de los bonos hasta el 15 de enero. / Diputación Foral de Gipuzkoa
Desde este pasado miércoles, 5 de diciembre, está a la venta el bono cultura en 64 establecimientos de 25 localidades del territorio, entre ellos tres comercios iruneses: Tinta Comics, Bloody Mary y Elkar. Están a la venta un total de 8.854 bonos cultura, 3.542 bonos serán para productos culturales en euskera y 5.312 para la compra de productos culturales en otros idiomas. Para ello, el Departamento de Cultura ha habilitado una partida de 85.000 euros.
Este año se han sumado a la iniciativa cinco localidades y trece establecimientos más que el pasado año. Estas son las localidades que dispondrán de bono cultura: Andoain (1), Arrasate, (1), Asteasu (1), Beasain (1), Bergara (1), Donostia (25), Eibar (2), Elgoibar (1) , Errenteria (4), Hernani (2), Irun (3), Lazkao (1), Legazpi (1), Mendaro (1), Mutriku (2), Oiartzun (1), Ordizia (1), Orio (1), Oñati (4), Soraluze (2), Tolosa (2), Usurbil (1), Villabona (1), Zarautz (2) y Zumarraga (2).
Todos los establecimientos adheridos al programa llevarán un distintivo para que sea fácilmente reconocible por aquellas personas que deseen adquirir su bono y tendrá que ser consumido en el mismo establecimiento donde se ha adquirido hasta el 15 de enero.
Los bonos cultura tendrán las siguientes modalidades:
– Bonificación del bono de productos culturales en euskera de hasta 12 euros con una compra superior a 20 euros
– Bonificación del bono de productos culturales en otros idiomas de hasta 8 euros por una compra superior a 20 euros
Podrán adquirirse con el bono libros (exceptuando libro de texto, de estudios y profesionales), música (en cualquier soporte) y películas.
Los bonos se podrán adquirir en los comercios guipuzcoanos que venden libros, música en cualquier soporte y películas y que se hayan adherido a esta campaña. Se distribuirán en función del equilibrio territorial y comarcal y el peso específico de cada establecimiento.
“Quiero agradecer a los establecimientos que se han sumado y que nuevamente han confiado en esa campaña que genera cierta fiebre contagiosa por disfrutar de la cultura que deseamos se extienda a todo el año. Pretendemos que se beneficien del bono el mayor número de personas y pretendemos también favorecer al comercio cercano y al comercio de toda Gipuzkoa. También hemos querido diferenciar los bonos entre euskera y castellano para garantizar el consumo de la cultura producida aquí. Porque además de potenciar la venta de cultura también queremos impulsar la producción y la creación cultural vasca”, ha explicado el diputado de Cultura, Denis Itxaso.
“Con esta iniciativa pretendemos ayudar a los ciudadanos en el acceso a bienes y productos culturales y propiciar asimismo, el fortalecimiento de las empresas del sector cultural, así como dinamizar el mercado de la distribución artística y cultural a través de la incentivación del consumo de productos culturales”, ha añadido.
De cara a las Navidades, el Departamento de Cultura pretende estimular, premiar y fidelizar el disfrute de cultura y fortalecer a la red comercial y distribuidora de contenidos culturales como librerías y tiendas de discos que ofrecen una variada oferta de productos culturales como corresponde a una sociedad moderna y multicultural como es la guipuzcoana.
 
<< Hasiera < Aurrekoa 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Hurrengoa > Amaiera >>

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL
Foro Ciudadano Irunes - Irungo Hiritar Foroa, Powered by Joomla!; Joomla templates by SG web hosting