Encuesta

¿Que hacer con el aeropuerto?
 
Bienestar social
El Ayuntamiento activa el dispositivo de alojamiento de urgencia ante el temporal de frío PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Viernes, 13 de Enero de 2012 10:25

Noticia publicada en Diario Vasco sección Bidasoa el viernes día 13 de Enero de 2012.


El área de Bienestar Social del Ayuntamiento, en coordinación con la Policía Local, ha puesto en marcha un dispositivo de alojamiento de urgencia, ante la bajada extrema de temperaturas y como ya se ha hecho en años anteriores en época invernal. Este servicio está dirigido a las personas que se encuentren en el municipio de Irun y que no dispongan de una vivienda o lugar adecuado en el que pernoctar, y decidan acogerse por su propia voluntad a esta ayuda.
Este dispositivo contempla la posibilidad de proporcionar bebida caliente, alojamiento y desayuno a personas 'sin techo' del municipio, para lo cual se cuenta con los servicios de algún centro hotelero de la ciudad.
El horario de acogida es el siguiente: recogida de los afectados a partir de las 20.30 y salida del centro hotelero con anterioridad a las 10.00 de la mañana del día siguiente. El dispositivo entra en funcionamiento cuando la bajada de temperatura nocturna llega a los 5 grados, y es la Policía Local la encargada de detectar a los 'sin techo' que se encuentren en las calles del municipio para acompañarlas al centro hotelero.
Colaboración ciudadana
Existe la posibilidad de que ciudadanos de Irun se puedan poner en contacto y colaboren con la Policía Local para comunicar situaciones de personas que se encuentren en esta situación. En todos los casos, la persona transeúnte deberá ser acompañada por la Policía Local hasta el hostal.
 
Irun subvenciona nueve proyectos de cooperación con 150.000 euros PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Jueves, 12 de Enero de 2012 12:23

Noticia publicada en Diario Noticias de Gipuzkoa sección Bertan Bidasoa-Tinxugid el jueves 12 de Enero de 2012

PARA "MATERIALIZAR EL COMPROMISO CON EL DESARROLLO HUMANO SOSTENIBLE"

Irun subvenciona nueve proyectos de cooperación con 150.000 euros

EFE - Jueves, 12 de Enero de 2012 - Actualizado a las 17:39h

 

El área de Bienestar Social del Ayuntaiento de Irun ha aprobado la concesión de subvenciones a nueve proyectos de cooperación, que se desarrollan en seis países de Asia y América, por un importe de 150.000 euros.

IRUN. En esta ocasión, se habían presentado 23 propuestas a la convocatoria anual, entre las que se han seleccionado las nueve que finalmente recibirán una aportación económica que oscila entre los 19.590 y los 9.795 euros, según ha detallado hoy el consistorio irunés en un comunicado.

Desde hace 19 años se realiza esta convocatoria de subvenciones con la que se pretende "materializar el compromiso con el desarrollo humano sostenible" y contribuir "al mayor bienestar de la sociedad" en cumplimiento de los compromisos del programa de gobierno municipal.

Entre los proyectos subvencionados destacan una casa comunitaria para atender a víctimas de violencia machista en La Paz (Bolivia), la mejora de los servicios básicos de quince comunidades rurales en Cusco (Perú) o la formación para el desarrollo socioeconómico de mujeres jóvenes en un barrio de Managua (Nicaragua).

 


 
Cerca de 72.000 empleadas del hogar en Euskadi deben regularizar su situación PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Martes, 10 de Enero de 2012 11:07


Noticia publicada en Diario Vasco sección Más Actualidad-Sociedad el martes día 10 de Enero de 2012.

TRABAJO DOMÉSTICO. REFORMA DE LA SEGURIDAD SOCIAL

Cerca de 72.000 empleadas del hogar en Euskadi deben regularizar su situación

Desde el 1 de enero la ley obliga a cotizar desde la primera hora que se trabaja. Un 7% del colectivo no estaba dado de alta porque no lo exigía la ley, y se calcula que hay otros 68.000 empleos sumergidos 

10.01.12 - 03:52 - 

LOS CAMBIOS

Dar de alta
Si ya cotizaba: El empleador (titular del domicilio) tiene hasta el 30 de junio para ir a la Seguridad Social y hacerle el cambio a la empleada desde el antiguo régimen del hogar al régimen general.
Si no cotizaba: Cada empleador deberá cotizar por el trabajador desde la primera hora. Si una persona trabaja en más de una casa, todos los titulares de los domicilios están obligados a cotizar.
Si cotizaba por su cuenta: Está posibilidad desaparece. Ahora deberá convencer a sus empleadores para que coticen por lo que le pagan en cada casa.
Trámites
Contratos: Los modelos pueden descargarse de la web del Ministerio de Empleo 'www.mtin.es'. Hay un teléfono de consultas 901502050. La Asociación de Trabajadores del Hogar de Bizkaia proporciona modelos simplificados de contrato en su web 'www.ath-ele.com'.

Desde el 1 de enero, toda persona que tenga un empleado de hogar en su casa debe darle de alta en la Seguridad Social, como en cualquier trabajo, aunque éste se desempeñe en la privacidad de un domicilio o lo haga durante unas pocas horas a la semana. La entrada en vigor de la nueva regulación del servicio doméstico busca igualar las condiciones laborales de un colectivo sobre el que se han cebado los abusos y el fraude, a la vez que hacer aflorar empleos ejercidos al margen de la legalidad. En Euskadi hay casi 106.000 hogares que tienen servicio doméstico, con un total de casi 90.000 trabajadoras, según un estudio que publicó el año pasado el Gobierno Vasco.
El informe, que se realizó a través de 6.000 encuestas telefónicas, permitió un mejor conocimiento de un sector en el que ocho de cada diez empleadas (unas 72.000) no están afiliadas a la Seguridad Social. Pese a este dato, no cabe hablar en todos los casos de economía sumergida, ya con el anterior régimen no era obligatorio cotizar si se trabajaba menos de veinte horas semanales. Se calcula que alrededor de un 7% (5.040 personas) se ajustaba a esta condición y que el resto, unos 68.000 empleos, sí se ejercían fuera de la legalidad.
El cambio de ley obliga ahora a cotizar desde la primera hora, lo que debería suponer que se regularizara la cifra mencionada de los 72.000 empleos. Pero una cosa es la teoría y otra la práctica. «La reforma es un paso adelante hacia la equiparación del sector con el resto de trabajadores, pero no esperamos ningún aluvión de contratos», ya que la tentación de permanecer en el empleo sumergido seguirá presente, asume Isabel González, asesora laboral de Comisiones Obreras en Donostia y responsable de informar sobre la reforma de la Seguridad Social a empleadas y empleadores.
El sector parte de una situación muy desfavorable caracterizada por la precarización de las condiciones laborales. El estudio del Gobierno Vasco resaltaba que uno de los factores que han contribuido a esa depreciación del colectivo ha sido «la necesidad inmediata de dinero, lo que se ha traducido en un descenso del umbral de exigencia laboral». Los abusos han 'atacado' desde diferentes flancos, pero uno de los que han proliferado han sido las agencias privadas de intermediación, a pesar de que sólo son legales las que tienen autorización del INEM. En un sector «peculiar», muchas trabajadoras no encontraban suficiente aliciente que justificara su afiliación, porque no les compensaba económicamente ni valoraban tener una situación regularizada. El sector suele ser, además, una salida para las personas que quieren completar su salario 'oficial' con un dinero extra que no se cotiza. Muchas de ellas seguramente preferirán seguir desempeñando su trabajo al margen de la ley.
La propia flexibilidad de la anterior norma ha dado como resultado un amplio abanico de situaciones que ahora deberán convergir en la nueva normativa. La regulación ya liquidada, que sindicatos y trabajadores consideraban del todo anacrónica, permitía no cotizar si se trabajaba menos de 20 horas a la semana, lo que dejaba muchas horas de trabajo fuera de la economía regular. También contemplaba la posibilidad de cotizar por cuenta propia del trabajador si el empleado trabajaba al menos 72 horas mensuales para más de un hogar.
«Empresario del hogar»
Ahora el empleador pasa a ser un «empresario del hogar», define González, y deberá asegurar a la persona que desempeña las tareas domésticas, repartiéndose la carga de la cotización entre las dos partes, según lo establecido por la ley (la cotización es un 23,10% de la base, y la carga se reparte entre los dos interesados: la empleadora paga un porcentaje del 19,40% de la base, la trabajadora un 3,7%).
Además de cotizar todas las horas, la regulación introduce una serie de mejoras en materia de derechos que los empleados pueden exigir, lo que les acerca al resto de trabajadores del régimen general. Queda fuera, de momento, la posibilidad de cobrar el paro, una de las reivindicaciones históricas, pero consagra otros avances: el salario en metálico no podrá ser inferior al Salario Mínimo Interprofesional para trabajadoras a tiempo completo, se podrá acceder en el futuro a una pensión por invalidez o jubilación, se recoge el derecho a cobrar la baja a partir del cuarto día de enfermedad o accidente (antes era a partir del día 29), así como la baja por maternidad, y se obliga a tener un contrato escrito donde se fijan las condiciones de trabajo (vacaciones, salario, retribución en especie, derecho a pagas extra...).
El texto establece un periodo transitorio de seis meses, hasta el 1 de julio, pero la sensación de que los implicados no se han dado por aludidos es común entre los consultados. «Falta todavía un cambio de mentalidad, por parte de los empleados y también de los empleadores, a quienes cuesta asimilar que deben formalizar a través de un contrato escrito una actividad que antes se acordaba de palabra» dentro de la economía familiar, añade la responsable del sindicato.
La casuística es infinita, y los problemas del desarrollo de la normativa, también, apuntan desde la Asociación de Trabajadoras del Hogar de Bizkaia, la única de estas características en Euskadi que agrupa al colectivo de empleadas del hogar. Para empezar, las familias que ahora pasan a ser 'jefes' del hogar miran con recelo a un texto que les obliga a ejercer de empresarios, incluida la incómoda tarea de papeleos y trámites. Para facilitar esta tarea, la entidad ha colgado de su página web ('www.ath-ele.com') varios modelos simplificados, además de documentos con información práctica.
«Miedo a denunciar»
La asociación considera «positiva» la reforma, pero con muchos matices. Una de las principales reticencias del colectivo es el cambio que supone la cotización, que pasa de ser una única cuota a variar la cantidad en función de las horas que se trabajan. «Otro de los miedos es que los empleadores se nieguen a regularizar la situación de las trabajadoras. En el caso de las empleadas que cotizaban por cuenta propia, por ejemplo, solicitar el alta en la Seguridad Social supone denunciar a su empleador si éste no está de acuerdo y, por tanto, muchas van a optar por dejar de cotizar. Entre un empleo y un contrato, eligen un empleo», explica Isabel Otxoa, de la asociación vizcaína, que reclama un aumento de las inspecciones para que no se pierda la efectividad del texto legal. «En la práctica -añade-, hasta que la Inspección de Trabajo no actúe de oficio con multas a las situaciones irregulares, no calará la conciencia de que igual que se hace con otras profesiones, el sector del servicio doméstico también debe cotizar. Tendría que ser muy delictivo no querer dar de alta a una empleada del hogar, pero ahora estamos acostumbrados a una impunidad tremenda en el sector».
Sindicatos y asociaciones animan a las empleadas a denunciar cualquier irregularidad, pero sobre todo reclaman a la Administración que persiga cualquier actuación ilegal. «Denunciar al empleador es una situación muy violenta para la empleada, a quien siempre le retrae el miedo a perder el trabajo. Sin embargo, si la inspección actuara de oficio y les protegiera, cambiarían las cosas», coincide Isabel González. «Con el tiempo -confía- se verá que es más contraproducente para ambas partes no tener contrato de trabajo, porque el contrato recoge una serie de derechos del trabajador pero también deberes hacia el empleador».
pie de foto:Las empleadas de hogar cobran una media de 7,30 euros la hora. :: AP
La nueva regulación sobre empleadas de hogar -en femenino, pues el 94% del sector lo ocupan las mujeres- ofrece más garantías que la anterior ley, pero «todavía queda mucho camino por recorrer» para homologar al 100% a este colectivo «infravalorado» respecto al resto de trabajadores adscritos al Régimen General de la Seguridad Social. Lo subrayan desde la Asociación de Trabajadoras del Hogar de Bizkaia y también desde Comisiones Obreras. El hecho de no haber logrado el derecho al paro queda en el capítulo de derechos pendientes, indica Isabel González, asesora laboral del sindicato.
Para la asociación vizcaína hay otro punto que merece atención. Se trata de los descuentos del salario por comida y alojamiento, dos conceptos cuya cantidad queda especificada en la ley a través de un porcentaje (fija un máximo del 30% por la suma de todos los conceptos en especie: desayuno, comida, cena y alojamiento) y no a través de una cantidad fija, como así se hace en otros países para evitar abusos, critica Isabel Otxoa, de la asociación. «Eso nos parece una vergüenza, más si cabe cuando el convenio de la Organización Internacional del Trabajo -que aceleró el cambio legislativo en España- defiende que el salario que se cobre en especie debe estar cuantificado», explica. Pero el documento no tiene un carácter vinculante. Es más bien un manual de buenas prácticas que España, denuncia, aún no ha ratificado.
 
 
Más derechos para las empleadas de hogar-¿Como se hace? ¿Cuanto se paga? -Becarios cotizantes y EREs con beneficios PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Sábado, 24 de Diciembre de 2011 23:14











 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Noticia publicada en Diario Vasco sección Más Actualidad-Sociedad el sábado día 24 de Diciembre de 2011.


TRABAJO DOMÉSTICO

El 1 de enero entra en vigor una normativa que cambia el sector de una forma radical. El contrato por escrito se convierte en un documento obligatorio y se debe cotizar ya desde la primera hora trabajada
24.12.11 - 02:29 -
:: JOSÉ LUIS GALENDE



EL VOLUMEN
700.000
personas trabajan en el sector en España, 90.000 de ellas en la Comunidad Autónoma Vasca. En la actualidad cotizan casi 300.000 y el Gobierno saliente calculó que con las nuevas medidas podrían aflorar otros 150.000.

"LAS CLAVES

PROPÓSITO

Se pretende equiparar los derechos de un colectivo formado en un 94% por mujeres

FALLIDO

Queda fuera de momento la posibilidad de cobrar paro, una reivindicación sindical histórica
 
OTROS COLECTIVOS

Las reformas también mejoran la situación de viudas, huérfanos y autónomos"

san sebastián. La entrada en vigor a partir del 1 de enero del nuevo sistema de Seguridad Social de los empleados de hogar, un sector donde trabajan 700.000 personas -casi 90.000 en Euskadi- es la novedad más importante para 2012 de la reforma de este organismo, aprobada por el Parlamento en julio. El grueso de los cambios del sistema, que incluyen el retraso de la edad de jubilación, el aumento de los años cotizados necesarios para conseguir una pensión completa y la ampliación del periodo computado para calcularla, comenzará a aplicarse, de forma paulatina y en plazos de hasta 14 años, el 1 de enero de 2013.

Además, hay otras novedades trascendentes para determinados colectivos que comienzan a aplicarse en 2012, como la subida de 1 punto extra de las pensiones de viudedad -de un total de ocho que se irán aplicando en otros tantos años, hasta que estas prestaciones alcancen el 60% de la base reguladora frente al 52% actual-, la ampliación de la edad para recibir una pensión de orfandad o la posibilidad de los autónomos de elegir su base de cotización, siempre que no rebasen el 220% de la mínima, con independencia de la edad que tengan.
 
La reforma del régimen especial de empleados de hogar pretende equiparar en derechos laborales a este colectivo, compuesto en un 94% por mujeres, aunque sin conseguirlo plenamente, dado que por el momento no tendrán desempleo. Entre las novedades a la hora de formalizar sus relaciones laborales está el derecho a un contrato de trabajo por escrito, cuando hasta hora servía también un compromiso de palabra. El documento debe contener obligatoriamente el número de horas de trabajo semanales, la retribución mensual y por hora trabajada, el tratamiento que se da a las horas presenciales y la pernoctación y la cuenta bancaria del empleador, a través de la cual la Tesorería de la Seguridad Social le cobrará la cotización.

Tanto los hogares como los trabajadores tendrán un plazo de seis meses para adaptarse a la normativa, es decir, hasta el 30 de junio próximo. Con estas novedades, el Gobierno saliente esperaba que afloraran unos 150.000 cotizantes a la Seguridad Social, que tiene en la actualidad casi 300.000.

La regulación consagra una de las novedades introducidas por el Gobierno en la reforma laboral de 2010: estas trabajadoras deben percibir como mínimo en metálico el salario mínimo interprofesional (641,40 euros al mes por 14 pagas al año en 2011) a jornada completa. La manutención, por otro lado, no podrá superar en ningún caso el 30% de la retribución total.

Lo que quedará para otra ocasión es el derecho a cobrar algún tipo de prestación de paro, que han reclamado las centrales sindicales, aunque la norma establece la creación de una comisión para estudiar alguna fórmula que satisfaga esta aspiración.

Otros derechos reconocidos en la ley o en el decreto que la desarrolla equiparan a este sector con el resto de actividades laborales. Así, sus contratos y el descanso entre jornadas -que pasa de 10 a 12 horas y de 8 a 10 en los casos de pernoctación- serán los de la normativa laboral común. La jornada máxima se establece en 40 horas semanales.

Otra innovación es que desaparece la exigencia de un tiempo mínimo de trabajo para poder afiliarse, establecido hasta ahora en 72 horas mensuales. Además, se suprime también la posibilidad de afiliación por su cuenta que tienen los empleados de hogar cuando trabajan para dos o más familias. A partir de enero esta obligación será de los cabezas de familia.

La pensión de viudedad

Por otro lado, los últimos cambios en la Seguridad Social dejaron sin tocar la gran reforma pendiente de la pensión de viudedad, pese a ser una vieja recomendación del Pacto de Toledo, que salvo en esta última ocasión ha consensuado tradicionalmente las modificaciones del sistema. Un cambio que debe pasar por la supresión de nuevos casos de esta prestación vitalicia, salvo excepciones, pensada para proteger a las mujeres amas de casa cuando no participaban en el mercado laboral.

Sin embargo, en una reforma impuesta desde Europa y pensada para recortar el gasto, se aprobó elevar del 52% al 60% el porcentaje de la base reguladora que conforma la prestación de viudedad, en un plazo de ocho años, a razón de un punto por ejercicio. Gran parte de esta subida no tendrá reflejo en las pensiones más bajas, porque será absorbida por los complementos de mínimos que ya tienen.

Por su parte, los huérfanos que no trabajan podrán elevar, de forma paulatina, hasta los 25 años su derecho a cobrar la prestación que les corresponde, frente a los 22 actuales. La aplicación plena de esta medida tendrá lugar en 2013.

Por cuenta propia

A su vez, los autónomos lograron a última hora una enmienda que les permite elevar su cotización los últimos años de vida laboral para lograr una pensión más alta, pese a que el control de esta posibilidad fue uno de los objetivos de los sindicatos que negociaron y pactaron la reforma del sistema. Así, se mejora ligeramente su capacidad de 'compra de pensión', al poder rebasar en 20 puntos a partir de los 48 o 49 años el doble de la base mínima de cotización (841,8 euros al mes en 2010), cosa que hasta ahora no podían hacer.

Otro cambio que entrará en vigor el próximo 1 de enero es la anticipación de la edad de jubilación mínima de las personas que tengan un grado de discapacidad superior al 45%, que pasará a los 56 años.
 
 
AL DÍA


24.12.11 - 02:23 -

La nueva regulación sobre empleados de hogar es más garantista que la anterior y obligatoria desde la primera hora de trabajo. El responsable de solicitar el alta en la Seguridad Social es siempre el empleador. El organismo está informando estos días por carta de las novedades a los trabajadores ya afiliados y a los cabezas de familia afectados.

1. ¿Qué se debe hacer para formalizar la relación laboral con una empleada de hogar?

Dirigirse a una oficina de la Tesorería de la Seguridad Social para solicitar un Código de Cuenta de Cotización (documentos TA 6 o TA 7) dentro del Sistema Especial de Empleados de Hogar del Régimen General y presentar el documento TA 2/S-0138 para solicitar el alta -o en su caso la baja- del trabajador. Los modelos de documento pueden descargarse desde la página de internet www.seg-social.es. Si el empleador tiene acceso al registro electrónico del organismo puede realizar todos los trámites por internet. Estas gestiones deberán hacerse antes de que el empleado comience a trabajar.

2. ¿Y si en casa ya hay una?

Tiene un plazo de seis meses para adaptarse a la nueva normativa. Si el trabajador ya está dado de alta en el sistema, deberá comunicar antes del 1 de julio los datos necesarios para la apertura del Código de Cuenta de Cotización y los que sean necesarios para tramitar el alta. Entre ellos, será esencial comunicar la retribución del empleado. Todo ello se puede hacer rellenando el documento modelo TA-Hogar, disponible en la web de la Seguridad Social. El alta laboral tendrá efecto el día 1 del mes siguiente a la fecha en que se haya cumplimentado todo este proceso.

3. ¿Hay alguna cantidad mínima sobre el salario?

El trabajador deberá recibir en metálico, como mínimo, el salario mínimo interprofesional (SMI) a jornada completa (641,40 euros al mes por catorce pagas, 8.979,60 al año). Los descuentos por manutención y alojamiento, si procedieran, nunca deberán rebasar el 30% del salario total. Y respecto a las subidas, deberán fijarse de común acuerdo, y a falta del mismo se aplicará el aumento medio que figura en la estadística sobre convenios colectivos.

4. ¿Qué tipo de contrato se debe suscribir?

A partir de ahora es obligatorio que sea por escrito y como norma general será indefinido (los temporales se rigen por los criterios fijados en el Estatuto de los Trabajadores). Una particularidad es que el contrato deberá ser entregado a la Seguridad Social, quien comunicará su contenido y el final del mismo a los servicios públicos de empleo. Para las relaciones laborales ya existentes, hay un año de plazo para formalizar por escrito el contrato de trabajo.

5. Si una persona trabaja en varios hogares y cotiza por su cuenta, ¿qué debe hacer?

Cada uno de los diferentes titulares de los hogares deberá darle de alta y todos ellos cotizarán en función del salario que paguen. Si en seis meses estos trabajadores no han sido dados de alta por sus empleadores, serán dados de baja de oficio del Sistema Especial de Trabajadores de hogar.

6. ¿Cómo se puede despedir a una trabajadora del hogar?

Basta con el desistimiento; no es necesaria ninguna causa. Pero debe comunicarse por escrito alegando ese motivo y en los nuevos contratos conlleva una indemnización de doce días de salario por año trabajado -los ya existentes, siete días-, con un máximo de seis mensualidades. El caso de despido disciplinario se rige por la normativa común.

7. ¿Qué tipo de protección tiene una empleada del hogar?

En caso de baja por enfermedad recibirá el subsidio desde el cuarto día; entre este y el octavo, ambos inclusive, será pagado por el empleador. A partir del noveno día la Seguridad Social abonará la baja. Hasta ahora, sólo comenzaba a cobrarse la baja a partir del día 29. En caso de que la incapacidad temporal sea por accidente laboral o enfermedad profesional, será la Seguridad Social quien la pague desde el primer día, pero deberán haber transcurrido al menos ocho de baja para solicitarla en una oficina del organismo. De momento no existe derecho a cobrar por desempleo.

8. ¿Cómo y cuándo se cotiza?

Además de la referida a contingencias comunes, con un tipo del 22% (18,30% el empleador y 3,70% a cargo del empleado), sobre una base variable -en función de los ingresos-, se debe cotizar de manera simultánea por accidente de trabajo y enfermedad profesional (0,65% el cabeza de familia y 0,45% el trabajador). No está prevista la cotización por desempleo. El empleador deberá seguir cotizando por contingencias comunes en caso de baja por enfermedad o accidentes no laborales. En los nuevos contratos el empleador tendrá un 20% de descuento de la cuota durante dos años y las familias numerosas, el 45%.



AL DÍA


24.12.11 - 02:22 -
:: J. L. G. SAN SEBASTIÁN.

La reforma de la Seguridad Social aprobada el pasado verano incluía una serie de medidas cuya entrada en vigor era inmediata y que han cambiado el panorama de algunos colectivos. Así, generalizó la obligación de cotizar de los becarios universitarios o de formación profesional, incluso con efectos retroactivos si abonaban las cantidades atrasadas. El Gobierno esperaba que la medida permitiera incorporar más de 30.000 asociados al sistema.

También se estrechó el cerco a las grandes empresas con beneficios que despidan por medio de un ERE a trabajadores veteranos, que deberán revertir al Tesoro - Telefónica fue la primera- los gastos que genere la medida. Básicamente, esa partida debería compensar al abono del desempleo, subsidio y las cuotas a la Seguridad Social de los mayores de 50 años, si el ERE afecta a más de 100 empleados en tres años, con independencia de su edad.

Además, se hizo compatible la pensión de jubilación con el trabajo por cuenta propia cuyos ingresos anuales no superen el salario mínimo (SMI), sin que sus beneficiarios tengan que cotizar a la Seguridad Social.

Otra novedad se refiere a que los convenios podrán fijar el fin del contrato de trabajo cuando el asalariado cumpla la edad legal de jubilación, si este tiene cubierto un periodo mínimo de cotización que alcance el 80% de la base reguladora. Se trata de una reforma de ida y vuelta, porque disposiciones similares ya han estado vigentes en épocas pasadas.

Asimismo, comenzó a correr el plazo de un año para actualizar los coeficientes reductores de la edad de jubilación en las profesiones penosas y peligrosas, tras los correspondientes estudios, y se estableció que antes de agosto de 2012 deberá ser reformado el marco normativo de las mutuas de accidentes de trabajo, que entre otras cosas permitirá la entrada de los sindicatos más representativos en sus órganos de gestión.

Por último, el Gobierno se comprometió a presentar, sin fecha, un proyecto para compatibilizar trabajo con pensión. Como esta era una demanda del PP, cabe esperar que la tarea se aborde pronto.
 
“No soy ninguna valiente, lo hice porque tengo dos hijas jóvenes a las que les podría haber pasado lo mismo” PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Martes, 20 de Diciembre de 2011 10:34


Noticia diario digital Bidasoaldia.com el martes día 20 de Diciembre de 2011.


“No soy ninguna valiente, lo hice porque tengo dos hijas jóvenes a las que les podría haber pasado lo mismo”


La ciudad mostró ayer su repulsa al intento de violación en Arbes. A la concentración se sumo la vecina que socorrió a la victima

Alrededor de 200 personas, la mayoría mujeres, se reunieron ayer en la concentración convocada por varias asociaciones de mujeres de Irun, en repulsa al intento de agresión sexual que tuvo lugar la noche del sábado en ese mismo lugar. A la cita no falto la vecina de Alzukaitz, Angeles Ares, que gracias a su actuación evito la violación de la mujer y a quien sus vecinos no dejaron de fecilitar durante la concentracion.
 
“Lo más importante es como esta ahora la victima” confesaba Ángeles, a quien ayer por la mañana tuvo la oportunidad de visitar en el hospital, “esta muy afectada, la heridas físicas se le curaran pero las del alma serán muy difíciles de curar”. Ángeles recordaba la noche del sábado y aseguraba que “lo hice porque tengo dos hijas de 25 y 21 años a las que le podría haber pasado lo mismo”. “Yo estoy convencida de que la gente elige ante la vida y si yo no le hubiera ayudado también hubiera contribuido, la sociedad también tiene parte de culpa, porque muchas veces no hace nada ante esta agresiones”. “No tenemos que tener miedo a morir, hay que tener miedo a la calidad de vida que tengas, allá cada uno con su conciencia”.

Acabar con los puntos negros de la ciudad

Las asociaciones convocantes, pidieron a la ciudadanía responder antes estos hechos al igual que lo hizo la vecina de Arbes. Además, exigieron a las instituciones la puesta en marcha de actuaciones concretas contra la violencia machista, como la eliminación de los puntos negros de la ciudad “en los que se siguen dando agresiones de este tipo” e invitaron a los ciudadanos a ser parte activa en estas respuestas colectivas.
A la concentración de ayer también se sumaron representantes institucionales, incluido el alcalde, José Antonio Santano, además otros colectivos ciudadanos, culturales y deportivos de la ciudad.

pie de foto : Ángeles Ares, hablando con el alcalde, tras la concentración
 
<< Inicio < Prev 611 612 613 614 615 616 617 618 619 620 Próximo > Fin >>

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL
Foro Ciudadano Irunes - Irungo Hiritar Foroa, Powered by Joomla!; Joomla templates by SG web hosting